martes, 28 de junio de 2011

Por siempre mil gracias! eternos campeones de la vida!.



   MIL GRACIAS ETERNOS GLADIADORES

Escribir o tratar de describir todas las alegrias y amociones
que nuestros gladiadores nos hicieron sentir en estos tiempos
es casi o sin casi, imposible, inexplicable y a ellos todo
nuestro agradecimiento y cariño por dejar la vida en
cada cancha, tratando de brindarnos la gloria que es
parte de nosotros. Porque no existe club en el mundo
que logre hacer que sus hinchas se aferren tanto y
brinden todo por sus colores,
el mundo no puede creer los como y porque de los adeptos
que recorren el planeta desde una punta a la otra,
tratando de llegar donde sea, no interesa la distancia,
ellos quieren estar ahí, junto a su gran amor “PEÑAROL”
y viven sus días pensando y soñando con esta milagrosa
casaca de fuego que hace que
recordemos a nuestros seres queridos
los que nos legaron el encanto de esta maravillosa pasión carbonera.
Y cantamos, reímos, gritamos y lloramos de
emoción al saber que todo el sacrificio de llegar a dejar todo
y caminar miles de kilómetros para estar junto a nuestro
PEÑAROL es poco.
mil gracias TITANES CARBONEROS,
nuestra hinchada les admira y les recuerda por siempre.











video

sábado, 4 de junio de 2011

Desperto el león del continente y esta rugiendo en Sudamerica, de ahora en más ya esta demostrada nuevamente la grandeza de nuestra gente Peñarolense.


Nr.7 Trabajo

 DESPERTAR DEL LEÓN

Me siento como en aquellos años de la juventud, cuando jugábamos aquellas Libertadores en los años sesenta y en los ochenta y que si se tenia que jugar bonito se hacia con total prestancia y galanura, pero si se ponía difícil y teníamos que jugarnos la vida por nuestros colores, ¡no dábamos un paso atrás!, arremetíamos a trabuco y lanza a uñas y dientes en pos de la tan ansiada victoria y si se tenía que morder, golpear o pegarle de punta y para arriba, allí estaba nuestra gente de sangre caliente, marca de lucha y coraje "carbonero". Hoy, en nuestros largos años, vemos con ojos grandes y con nuestro corazón lleno de fervor, como la mística de nuestro Peñarol, entró en el alma de cada uno de estos muchachos de barrio, gladiadores que le ganan a las adversidades e imponen su firme e inclaudicable presencia en cualquier cancha del mundo, contra la hinchada que sea y contra el cuadro que sea, ellos no saben de temores ni de mirar atrás, ellos van y van una y otra vez en busca del honor y la alegría de su gente "carbonera", aún a costa de sus vidas. Hoy los Peñarolenses luego de largos años, estamos nuevamente al firme en el camino que en otrora supimos marcar a fuego en cada cancha del mundo y sabemos que sólo por esas cosas que tiene el destino, puede que se trunque, pero sabemos y estamos seguros de que dejamos el alma y el corazón a nuestro paso y que ahora, aquella huella de los grandes triunfos, anda de la mano de nuestra maravillosa hinchada, nuestra bella gente "carbonera", ¡la más fiel y seguidora del mundo! Niños, mujeres y ancianos, sienten y vibran, bailan y cantan, sonríen y sueñan, es nuestra gente obrera, personas de humilde vivir pero de corazón caliente y mano fraterna, así es nuestro pueblo "carbonero" Y sabemos que nuevamente estamos incrustados en la gloria, como una cuña que la madre naturaleza nos legó, para abrazar el sagrado fuego de las grandes hazañas y volver a respirar el fragante aroma que nos abrazo de la historia y que le vuelve a gritar al continente que el león despertó y que nuevamente esta erguido y rugiendo con la furia sublime que el mundo entero le reconoce.

PEÑAROL EL LEÓN DEL CONTINENTE.